Política de drogas en Colombia se fortalece con experiencias internacionales

El Seminario Internacional ‘Prevención del Consumo de Sustancias Psicoactivas: experiencias y retos para movilizar acciones basadas en la evidencia’ concluyó el pasado 31 de marzo en Medellín con la presencia del Ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero y del Gerente de Salud Pública de la Gobernación de Antioquia, Ricardo Castrillón Quintero.

El objetivo del encuentro fue fortalecer capacidades territoriales e institucionales para la formulación y desarrollo de estrategias efectivas para prevenir el consumo de sustancias psicoactivas, una problemática creciente que afecta a Antioquia y a toda Colombia.

Estas estrategias, de acuerdo a los estándares internacionales de prevención promovidos por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), deben estar basadas en la evidencia. Por ello, los invitados al seminario son expertos internacionales que abordan la temática desde la ciencia como Zili Sloboda, presidente de Applied Prevention Science International; Ruben Bale, miembro del National Institute on Drug Abuse (NIDA); y William Crano, investigador del NIDA y del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de los Estados Unidos.

Sus experiencias y avances fortalecieron a las organizaciones de la sociedad civil, las entidades de salud, la academia y las instituciones del orden regional y nacional para aplicar lineamientos internacionales basados en la evidencia y en el respeto a los Derechos Humanos, acogiendo el Plan Nacional para la Prevención y Atención al Consumo de Sustancias Psicoactivas 2014-2021.

El seminario fue organizado por el Ministerio de Justicia y del Derecho, la Gobernación de Antioquia, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la Embajada de los Estados Unidos en Colombia y el Proyecto de apoyo a la reducción de la demanda de drogas ilícitas en la comunidad Andina (PREDEM) que busca contribuir al esfuerzo de la Comunidad Andina para superar el problema de las drogas ilícitas y es financiado por la Unión Europea.