Estándares Internacionales para la Prevención del Uso de Drogas

Segunda edición actualizada

La primera edición de los presentes Estándares se publicó en 2013 y en ella se resumían la evidencia disponible a escala mundial en el campo de la prevención del uso de drogas, con miras a identificar estrategias eficaces, garantizar que los niños y los jóvenes, especialmente los más pobres y marginados, crezcan y permanezcan sanos y seguros hasta la edad adulta y la vejez.
Los Estados Miembros y otras partes interesadas nacionales e internacionales han reconocido el valor de estos Estándares como un punto de partida para mejorar la cobertura y la calidad de la prevención basada en la evidencia.1 Así mismo, en 2015, los Estados Miembros de las Naciones Unidas asumieron una serie de compromisos amplios en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que deben lograrse antes del año 2030. Específicamente con la meta 3.5 que busca fortalecer la prevención y el tratamiento del uso indebido de sustancias adictivas. En el mes de abril de 2016, la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas anunció una nueva era en la que el uso de drogas y los trastornos relacionados a su consumo se abordarán con un enfoque sistémico equilibrado y centrado en la salud.

En el contexto de este nuevo enfoque basado en la salud y el bienestar de las personas, UNODC y OMS se complacen en unir sus fuerzas para presentar esta segunda edición actualizada. Como en el caso de la primera edición, los Estándares constituyen un resumen de la evidencia científica actualmente disponible, a partir de revisiones sistemáticas recientes, además describen las intervenciones y las políticas que han demostrado su eficacia para mejorar los resultados de la prevención del uso de drogas. De igual forma, los Estándares identifican los principales componentes y características de un sistema eficaz de prevención nacional. Este trabajo se basa, reconoce y es complementario al trabajo de muchas otras organizaciones (por ejemplo, OEDT, CCSA, CICAD, CP, NIDA2) que han desarrollado otras normas y directrices sobre diversos aspectos de la prevención del uso de drogas.
Esperamos que los presentes Estándares sigan orientando a tomadores de decisiones de política pública y a otras partes interesadas nacionales en todo el mundo para el desarrollo de programas, políticas y sistemas que constituyan una inversión realmente eficaz en el futuro de los niños, los jóvenes, las familias y las comunidades.

Descargar PDF