Sin humo y con vida. Seis medidas del Plan MPOWER eficaces para el control del tabaco

OMS – OPS

» (…) El tabaco es la causa singular de mortalidad más prevenible en el mundo de hoy. Este año el tabaco matará a más de cinco millones de personas, más que la tuberculosis, el VIH/SIDA y el paludismo combinados. Para 2030, sus víctimas mortales serán más de ocho millones por año. A menos que se adopten medidas urgentes, este siglo el tabaco podría matar a 1000 millones de personas.

El tabaco es el único producto de consumo legal que puede dañar a todos los que se exponen a él, y causa la muerte de hasta la mitad de quienes lo consumen de la manera prevista. No obstante ello, ese consumo es frecuente en todo el mundo debido a los precios bajos, la comercialización agresiva y extendida, la falta de conocimiento de sus peligros y la incoherencia de las políticas públicas contra ese consumo.

La mayor parte de los daños que causa el tabaco en la salud no se ponen de manifiesto hasta varios años o decenios después del inicio del consumo. Así pues, aunque el consumo de tabaco está aumentando a nivel mundial, la epidemia de enfermedades relacionadas con él y la mortalidad conexa acaban de comenzar». (…)

Descargar PDF