Sobre la adicción al tabaco

Serie de Reportes de Investigación – NIDA (National Institute of Drugs Abuse)

Fumar hace daño a casi todos los órganos del cuerpo, causa muchas enfermedades y afecta la salud general del fumador. La nicotina, uno de los componentes del tabaco, es la razón principal de su poder adictivo, aunque el humo del cigarrillo contiene muchas otras sustancias químicas peligrosas, entre ellas, el alquitrán, el monóxido de carbono, el acetaldehído y las nitrosaminas, entre otras.

Las tecnologías avanzadas de imágenes neurológicas permiten a los científicos observar los cambios que ocurren en la función cerebral cuando se fuman productos de tabaco. Los científicos ahora también han logrado identificar genes que predisponen a las personas a la adicción al tabaco y predicen sus respuestas a los tratamientos antitabáquicos. Estos  hallazgos, además de otros logros científicos recientes, nos están brindando una oportunidad sin precedentes para descubrir, desarrollar y difundir tratamientos nuevos para la adicción al tabaco, así como programas de prevención con base científica que ayudan a disminuir la carga a la salud pública que representa el tabaquismo.

Descargar PDF